Puentes de San Petersburgo

San Petersburgo, también llamada “La Venecia del Norte” o "museo de puentes". Hay más de 40 islas, más de 60 ríos y canales y 342 puentes sobre ellos, que dan al carácter de la ciudad los rasgos románticos. Estos puentes levantados son uno de los símbolos de San Petersburgo y en verano este espectáculo nocturno atrae miles de personas, especialmente durante la temporada de las famosas "Noches Blancas".

Los ríos y canales de San Petersburgo más pequeños tienen muchos puentes decorativos y curiosos, con sus mitos y leyendas. Algunos de los puentes son extraordinariamente hermosos, decorados con estatuas, detalles artísticos y dorados y elegantes faroles.

Aunque son muchos, y hacer una selección resulta muy difícil, he aquí algunos de los puentes que no debemos perdernos en nuestra vista a la ciudad:


Puente Azul y otros puentes "de colores"

Puente Azul y otros puentes de colores en San Petersburgo

El Puente Azul (Siniy Most) es el puente más ancho de la ciudad (97,3 metros). Este puente, que forma parte de la plaza de San Isaac, está entre el palacio Mariinsky y el monumento ecuestre del zar Nicolás I. Su nombre proviene del primer puente de madera, que estaba pintado de color azul. Cerca del puente Azul, a orillas del río Moika, se puede ver un obelisco en recuerdo de las peores inundaciones que ha sufrido San Petersburgo (1824), con marcas del nivel al que llegó el agua.
Aparte de este puente, en el río Moika, yendo hacía Prospect Nevsky, hay otros puentes "de colores": el Puente Verde (Zeliony Most en ruso), cruzando la propia Prospect Nevski, y el Puente Rojo (Krasny Most en ruso), cruzando la Gorójovaya Ulitsa, que conserva su antiguo nombre. Se construyó en hierro entre 1808 y 1814 y está decorado con pintorescas farolas sobre sus cuatro obeliscos de granito. Estos puentes, construidos en madera durante el siglo XVIII eran muy semejantes y, para no confundirlos, se pintaban de colores diferentes.


Puente Pévchesky (Puente del Canto)

Puente Pévchesky (Puente del Canto)

El puento Pévchesky (del Canto) se encuentra junto a la plaza del Palacio (dondé está el Palacio de Invierno y el Museo Hermitage). Es el tercer puente más ancho de la ciudad. Tiene 73 metros de ancho y 24 metros de largo. El puente actual fue construido en el año 1840 y lo inauguró el zar Nicolás I. Se llama el puente del Canto porque uno de sus extremos sale de la puerta del coro, "Capella" en italiano. El puente tiene una bonita reja artística de encaje de hierro fundido y de este puente se abren románticas vistas al río Moika. Al lado (en el malecón del río Moika, 12) está la casa-museo del famoso poeta ruso Alejandro Púshkin. Anteriormente este puente se llamaba "amarillo" y era uno de los 4 "puentes de colores" en el río Moika.


Puente de los Besos

Puente de los Besos

El primer puente de madera en este lugar apareció en el año 1738. Luego han sido construidos 2 nuevos puentes de hierro fundido. Ningún otro puente tenía tantas leyendas gracias a su poético nombre: allí se despedían los marineros y los presos de una carcel cercana, allí se citaban los enamorados secretos... En realidad, el nombre de este puente apareció en el año 1788 y tiene un origen poco romántico: estaba situado al lado de una taverna que pertenecía al comerciante Nikifor Vasílievich Potselúev (su apellido significa "de los besos" en ruso). La taverna, logicamente, se llamaba "Un Beso". El puente se encuentra en el cruce del río Moika con la calle de Glinka (un compositor ruso) y tiene 23,5 metros de ancho y 41,5 metros de largo.


Puente Anichkov

Puente Anichkov

Este ancho puente cruza la Avenida Nevsky. Es famoso por sus 4 estatuas de un hombre domando un caballo. Estas esculturas simbolizan la lucha del hombre contra la naturaleza y su dominio. Las estatuas fueron hechas por el escultor de origen alemán Peter Klodt en el año 1841. Les costó 10 años establecerse definitivamente en este sitio, ya que el zar Nicolás I regaló varias de las primeras estatuas al rey de Prusia (están en Berlín), luego al rey de “ambas Sicilias” (están en Nápoles). Las esculturas originales, hechas de bronce, se sacaban del puente y se cambiaban por sus copias de yeso. Solo en el año 1851 todas las 4 estatuas de bronce se situaron en el puente. Durante el bloqueo de Leningrado (1941-1944) las esculturas fueron enterradas en el jardín del Palacio Anichkov para protegerlas de los bombardeos alemanes.


Puente de Lomonósov

Puente de Lomonósov

Durante el reinado de la zarina Catalina II, en los años 1785-1788 en el río Fontanka fueron construidos 7 puentes iguales. Tenían los mecanismos de elevación escondidos en sus 4 torres. Ahora solo quedan 2: el de Lomonósov (antes se llamaba Chernyshióv) y el puente Staro-Kalinkin y el mecanismo de elevación es decorativo.


Puente de Pantaleón

Puente de Pantaleón

El puente de Pantaleón (Panteleimónovsky) cruza el río Fontanka junto al Jardín de Verano como una continuación de la calle Péstelya. Fue el primer puente ruso de cadenas (1823-1824), que existió 85 años. Tiene una decoración del estilo imperial, con águilas bicéfalas doradas sobre coronas de laurel. En el malecón del río Fontanka, cerca del puente, se encuentra una pequeña escultura de un pajarito, llamado "Chízhik-Pízhik" (la foto está abajo). Su altura es solo 11 centimetros. El nombre viene de una antigua canción irónica sobre los estudiantes de la cercana Escuela Imperial de Derecho, La canción se refería a lo que los estudiantes bebían el vodka en una cercana taverna situada en el malecón de Fontanka. Este pecualiar monumento fue puesto en el año 1994 y desde entonces es uno de los más queridos por los sanpeterburgueses y turistas.


Puente del Banco

Puente del Banco

Este puente peatonál es el más estrecho de la ciudad (1,85 m) y uno de los más bonitos y conocidos. Está situado al lado de la Catedral de Kazán y la Avenida Nevski, entre las casas 27 y 30 del malecón del Canal Griboedov, en frente del antiguo banco, de donde procede su nombre. Ahora el edificio del banco lo ocupa la Universidad de Economía y Finanzas, una institución muy prestigiosa. El puente fue construido en los años 1825-1826 según el proyecto del arquitecto alemán Wilhelm Von Treitteur. Este puente es famoso por las 4 esculturas de grifones con alas doradas (el autor es el escultor ruso Pavel Sokolov). El Puente del Banco es un escenario muy popular para hacer fotografías, algunas con la iglesia de Sangre Derramada al fondo.


Puente de Leones

Puente de Leones

Es un estrecho (2,4 m) puente suspendido, adornado con las 4 figuras de leones que lo aguantan. Igual que el Puente del Banco, es la obra del arquitecto Wilhelm Von Treitteur y el escultor Pavel Sokolov, y el puente fue construido en el año 1826. Está en un zona muy tranquila y romántica, en el pleno "barrio de Dostoevsky", cerca de la Catedral de San Nicolás y el teatro Mariinsky, al lado del barrio de Kolomna. En esta zona a menudo se filman las películas de época, porque conserva su ambiente del siglo XIX. También, el Puente de Leones es un sitio popular para hacer fotografías.


Puente de Piedra

Puente de Piedra

Este puente cruza el canal Griboedov por la calle Gorójovaya y fue uno de los primeros puentes hechos de piedra (antes se hacían de madera). Apareció en el año 1778. En el año 1880 un grupo de terroristas llamado "La voluntad del pueblo" puso una carga de dinamita debajo del puente, para hacer un atentado contra el zar Alejandro II. Pero, al final no la usaron porque no estaban seguros de que el puente fuese a derrumbarse. El zar fue asesinado por este grupo de terroristas más tarde en el malecón del mismo canal, en el sitio donde luego fue construida la Catedral de Salvador sobre la Sangre Derramada. Otro detalle curioso de la historia de este puente es que en los años 20 del siglo XX, los primeros autobuses de Leningrado no podían subir este empinado puente cargados de pasajeros, y estos tenían que bajar, cruzar el puente caminando y subir luego al autobús.


Puente Pikalov

Puente Pikalov

El puente Pikalov se encuentra en el antiguo histórico barrio de Kolomna, cerca de la Catedral de San Nicolás. Muchos consideran el lugar donde se encuentra este puente como uno de los más bonitos y románticos de San Petersburgo. Este puente, junto con los 2 otros puentes: Krasnogvardeisky y Staro-Nikolsky forma un conjunto arquitectónico, que está registrado como un monumento de arquitectura. El nombre del puente procede del apellido del encargado de su construcción (en el año 1785). Desde este puente se abre una maravillosa vista a la Catedral de San Nicolás, y lo más curioso es que se puede ver los 7 otros puentes: Mogilióvsky, Krasnogvardeisky, Novo-Nikolsky por el canal de Griboedov y los puentes Smezhny, Staro-Nikolsky, Kashin y Torgovy por el Canal de Kriukov.


Puente de Hermitage

Puente de Hermitage

El corto canal de Invierno se encuentra entre los ríos Moika y Neva justo al este del Hermitage. Lo cruzan los puentes de Invierno y de Hermitage, formando uno de los rincones más poéticos, románticos y venecianos de San Petersburgo. El puente de Hermitage es el puente de granito más antiguo de la ciudad, construido en el año 1766, durante el reinado de Catalina II, al mismo tiempo cuando los malecones del río Neva se vestían de granito. Este elegante puente une el Teatro de Hermitage con el Nuevo Hermitage, por la linea del malecón del Palacio (Dvortsóvaya náberezhnaya) del río Neva.



Para conocer los puentes más bellos de San Petersburgo y sus historias y leyendas, te recomendamos hacer un crucero por el Neva. El paseo en barco te dará, también, una perspectiva diferente de los principales edificios y monumentos de la ciudad.


Deja un comentarioCancel Reply

Su dirección de correo electrónico no será publicado. Todos los campos son obligatorios.