Palacio de Pablo y parque (Pavlovsk)

per person € 80

Palacio de Pablo y parque

Pavlovsk, construida en 1777, fue la última de las residencias imperiales surgidas en los alrededores de San Petersburgo. Menos lujosa, es un ejemplo de refinamiento cromático que al estilo barroco de los demás palacios de campo opone su gracia contenida de sus formas neoclásicas. Pero a pesar de ello, también dentro de su relativa sencillez, la finca de Pavlovsk, bastante extensa, es riquísima en recursos paisajísticos y cuenta con importantes objetos de arte en las salas del palacio.


El Palacio de Pavlovsk y el conjunto del parque, ubicado en la orilla del río Slavianka se encuentra a 27 kilómetros de San Petersburgo. Palacio de Pavlovsk fue la residencia de verano preferida de Pablo I, hijo de la emperatriz rusa Catalina II. Catalina la Grande regaló esta tierra a su hijo Pablo I y su esposa María con el motivo del nacimiento de su hijo mayor, futuro emperador Alejandro I. En la decoración del palacio se reflejaron los gustos de sus dueños - Pablo y María.

La residencia de Pablo es muy extensa, rica en los recursos paisajísticos y obras maestras expuestas en las salas. Sus salones exquisitos neoclásicas oponen a los palacios lujosos en el estilo barocco. El palacio de Pablo I ocupa el segundo lugar después del Museo Ermitage por la cantidad de las obras antiguas.

El palacio impresiona no tanto por su ostentación sino por harmonía y elegancia: preciosos suelos de marquetería, medallones romanos del siglo II antes de Cristo, esculturas antiguas, chimeneas de mármol y malaquita, juego de porcelana de María Antonietta de Francia, pinacoteca y galeria de esculturas con la iglesia privada de los emperadores, gobeletes únicos regalados a Pablo I por Luís XVI, muchísimos objetos del uso personal de familia del zar salvados cuando la Segunda Guerra Mundial, etc.

Cuando murieron los primeros dueños del palacio, éste pasó a la poseción de los grandes duques. Es el único palacio en las afueras de San Petersburgo que contiene 80% de las cosas originales, que se salvaron en los años de la Segunda Guerra Mundial. El parque de Pavlovsk con la superficie de unas 600 hectáreas se considera uno de los parques paisajísticos más grandes de Europa.

El Parque de Pavlovsk, uno de los parques más grandes de Europa, es hermosa y pacífica. Se conserva el espíritu de Rusia. Desde su comienzo fue establecido como parque natural de Inglés, threfore es diferente a los jardines a la francesa regular en Peterhof y Tsarskoe Selo. El Parque de Pavlovsk es una de las perlas preciosas del arte del paisaje del mundo.

La visita dura unas 5 horas. La visita puede ser combinada con la del palacio de Catalina en Tsarskoye Selo, como éste está sólo a 5 km.


Personas23 4 5678910
Precio por persona110 € 80 € 65 €
55 € 45 € 43 € 42 € 41 € 40 €
Reservar Palacio de Pavlovsk